Glosario Web
¿Qué es Internet?

¿Qué es Internet?

2.000 millones de personas en el mundo utilizan Internet para estar en contacto con otras personas, recibir información, enviar ficheros o entretenerse, pero la mayoría sólo conoce esa cara ‘externa’ de la web, la que vemos en nuestro ordenador, smartphone o tableta cuando nos conectamos. Todo esto podemos hacerlo gracias a que existe una web abierta, pero ¿en qué consiste esa web? ¿cómo funciona? ¿qué hay detrás?

Google ha publicado un libro titulado 20 cosas que he aprendido sobre Internet y los navegadores, una breve guía que explica los principios básicos de Internet. De él hemos extraído una parte para que todos, incluidos los que somos de letras y/o los más obtusos,entendamos lo que hay detrás de esa Internet que tanto nos gusta. Tras leerlo, no sólo seréis conscientes de cómo funciona la web, sino que la valoraréis más, y hasta puede que sintáis cierto amor por los informáticos, que son los que curran en la “cara oculta” de Internet, haciendo posible que los demás disfrutemos de este grandioso invento.

¿Qué en Internet? Para encontrar la respuesta, debemos remontarnos a los orígenes de Internet, en 1974, año en el que unos brillantes investigadores informáticos inventaron la llamada ‘familia de protocolos de Internet’ o TCP/IP (Protocolo de control de transmisión/Protocolo de Internet). Este sistema de protocolos creó un conjunto de reglas que permitían que unos ordenadores se comunicaran con otros y pudieran intercambiar información entre ellos.

El sistema TCP/IP establece las reglas que garantizan que los dispositivos interconectados se comuniquen correctamente y puedan intercambiar la información que reciben. Internet nació cuando ese grupo de dispositivos interconectados pasó de ocupar una sala a un gran número de salas, después un gran número de edificios y, por último, un gran número de ciudades y de países.

Los creadores de Internet descubrieron que los datos y la información se podían enviar con mayor eficacia si se dividían en fragmentos más pequeños, se enviaban por separado y se volvían a unir. Esos fragmentos se denominan paquetes. Por tanto, cuando se envía un mensaje de correo electrónico a través de Internet, el mensaje primero se divide en paquetes, que se envían al destinatario y se vuelven a unir tras recibirlos.

Lo mismo ocurre al ver vídeos en sitios web como YouTube: los archivos de vídeo están divididos en paquetes de datos que se pueden enviar desde varios servidores de YouTube distribuidos a lo largo del mundo y que se vuelven a unir para generar el vídeo que se ve a través del navegador.

¿Qué hay de la velocidad? Si comparamos el tráfico de Internet con la corriente de un río, el ancho de banda de Internet equivaldría a la cantidad de agua que fluye por un río cada segundo. Por tanto, cuando los ingenieros hablan del “ancho de banda”, en realidad se refieren a la cantidad de datos que se pueden enviar por segundo a través de tu conexión a Internet. En otras palabras, el ancho de banda es la velocidad de tu conexión. Actualmente se pueden utilizar conexiones más rápidas con una mejor infraestructura física (por ejemplo, con cables de fibra óptica que permiten enviar la información casi a la velocidad de la luz).

Además, hoy en día existen sistemas de codificación que codifican mejor la información en el propio medio físico, incluso en medios más antiguos como los cables de cobre. Internet es un sistema fascinante de una gran complejidad técnica, pero para muchos usuarios es simplemente un sitio que utilizan fácilmente sin llegar a pensar siquiera en los cables y en las operaciones matemáticas que hacen posible su funcionamiento.

Internet también es la piedra angular que constituye la base de la apasionante Web que conocemos hoy día: con una conexión a Internet podemos acceder a un universo abierto y en permanente expansión de aplicaciones y páginas web interconectadas. De hecho, ¡incluso es probable que actualmente haya tantas páginas web como neuronas en el cerebro o estrellas en la Vía Láctea!

La informática moderna de la era de Internet ofrece posibilidades de todo tipo, algunas asombrosas. Cuando abres tu portátil en casa y te sientas a hacer una búsqueda en la Red, en realidad estás accediendo a la potencia de miles de ordenadores interconectados que te ofrecen toda esta información desde lugares remotos distribuidos por todo el mundo. ¡Es como tener un superordenador gigante a tu entera disposición!

Este fenómeno es lo que se suele llamar cloud computing o computación en la nube. Hoy en día, leemos las noticias, escuchamos música, hacemos compras, vemos la televisión y guardamos nuestros archivos en Internet. Algunos de nosotros vivimos en ciudades en las que prácticamente todos los museos, los bancos y las administraciones públicas tienen un sitio web. ¿Qué consecuencias tiene esto para nuestra vida? Gracias a la computación en la nube pasamos menos tiempo haciendo colas o hablando por teléfono, ya que a través de estos sitios web podemos realizar diversas operaciones, como pagar facturas o hacer reservas.El traslado de nuestras tareas diarias a la Web nos permite vivir mejor.

Escrito por PatriciaHA.

About author

Related Articles

Sobre esta Página

Cuando alguien se acerca a Internet por primera vez, no acaba de comprender su funcionamiento y suele preguntarse ¿qué es Internet? ¿que podemos hacer en Internet?.

Leer Más >>

Recibe el Newsletter

Contacto

Puede contactarnos por las siguientes vías
Email: [email protected]
o llenando el formulario de contacto click aquí >>